domingo, 8 de marzo de 2015

De los cuentos de hadas y las Fábulas que los componen

Regreso de entre los muertos, después de 2 años sin pasarme por aquí, para hablar sobre el cómic que me tiene enamorado en la actualidad.

Su título es "Fábulas", y cuenta la historia de las llamadas Fábulas.

Y hasta aquí la entrada de hoy.





Bueno venga, voy a explicarlo mejor. El cómic se publica bajo el sello Vértigo, de DC Comics, en 2003. Pero realmente yo no descubrí este mundillo a través del cómic. No poca gente me lo había recomendado, pero nunca me había puesto a buscarlo.

Yo lo descubrí de manos de Telltale Games, una empresa desarroladora de videojuegos, que en 2013 parieron el asombroso The Wolf Among Us.


 Telltale están especializados en aventuras gráficas, variando un poco la típica aventura gráfica point & click por algo más parecido a contar una historia. Hay gente que los critica alegando que no hacen juegos, si no novelas interactivas. A mi juicio eso es un poco absurdo, lo que yo sé es que todo lo que he jugado de estos tíos es mínimo interesante.

Yo sabía que The Wolf Among Us era un buen juego, y sabía que en un futuro lo jugaría. Por el nombre y las imágenes que había visto pensaba que iba sobre hombres lobo, o algo por el estilo. Por casualidad descubrí que realmente estaba basado en el universo de Fábulas, lo que me hizo recordar las recomendaciones de mis amigos y me aumentó las ganas por jugarlo. Eso hice, y me encontré una ambientación maravillosa que contaba una historia muy buena. El salto del juego al cómic era obvio, y eso hice. Y el cómic es incluso mejor.


En Fábulas, los personajes de los cuentos de toda la vida existen físicamente. El mundo real sólo es uno de los muchísimos mundos que existen, y es en otros mundos donde seres como Blancanieves, Cenicienta o el Príncipe Encantador existen de verdad. Estos seres se denominan a sí mismos "Fábulas". La historia cuenta como algunos siglos antes del comienzo del cómic (sí, siglos, las Fábulas son extremadamente longevas), las Tierras Natales (así llaman las Fábulas a sus mundos de origen) fueron invadidas por los ejércitos de un ser llamado el Adversario, que terminó por arrasarlas y conquistarlas casi por completo. Sólo unos pocos pudieron escapar por un portal que los depositó en nuestro mundo. Las Fábulas escogieron Nueva Ámsterdam como ciudad de residencia (la ciudad que luego se convirtió en Nueva York), y fundaron lo que ellos llaman Villa Fábula. Actualmente Villa Fábula se haya enclaustrada en un barrio de Manhattan, y se encuentra protegida por varios hechizos de protección, entre ellos los que hacen que los mundanos (así llaman las Fábulas a los habitantes de nuestro mundo) se mantengan alejados de Villa Fábula. Porque las Fábulas llegaron a nuestro mundo en plena época de caza de brujas, y pronto aprendieron que la mejor manera de sobrevivir aquí era pasar desapercibido.

Así viven en aparente armonía con los mundanos, escondidos a plena vista. ¿Pero qué pasa con las Fábulas que no tienen apariencia humana? Como por ejemplo los Tres Cerditos o Shere Khan. Un mundano se asombraría bastante si ve un cerdo o un tigre paseando por mitad de la Gran Manzana. Y si se ponen a hablar ya ni te cuento. Para eso las Fábulas crearon la Granja, una zona aislada a las afueras de Nueva York donde viven todas las Fábulas de apariencia no humana. Existen hechizos que pueden alterar la apariencia de las Fábulas y permitirles vivir en Villa Fábula (llamados "glamour"), pero su precio es desorbitado y sólo las Fábulas ricas pueden permitírselo.


 Una de las decisiones que tuvieron que tomar las Fábulas durante su exilio fue el llamado pacto de Villa Fábula. La invasión del Adversario forzó a todas las Fábulas a cooperar, incluso a enemigos jurados, por lo que decidieron que todos los que quisieran vivir en Villa Fábula tendrían que firmar un pacto por el que todos sus actos anteriores a ese momento serían perdonados y olvidados. Todas las Fábulas comenzaron desde cero, en igualdad de condiciones. Por eso, seres viles como Barbazul (noble con la bonita costumbre de asesinar a sus esposas) se codean con Fábulas como Bella sin ningún problema (sobre el papel, claro está).

Uno de los mejores ejemplos de este pacto es la Fábula que ostenta el puesto de sheriff de Villa Fábula. Nada más y nada menos que el todopoderoso Lobo Feroz. En español le llaman Lobo, en inglés el nombre es Big Bad Wolf, y todos le llaman Bigby. Éste Lobo Feroz es el protagonista del juego que comentaba arriba. Cuando yo descubrí que el juego no iba de hombres lobo, si no que manejabas al mismísimo Lobo Feroz, me entraron unas ganas terribles de jugarlo. Y bueno, realmente lo de que no va de hombres lobo no es del todo cierto...Un buen glamour cuesta muchísimo dinero, y sólo sirve para enmascarar la apariencia, no un gran tamaño. El Lobo Feroz es más grande que una furgoneta. Así que en su caso se decidió utilizar una de las reliquias mágicas que se guardan en Villa Fábula (artefactos que se pudieron sacar de las Tierras Natales durante el exilio). Un cuchillo que porta la maldición de la licantropía, dando a un humano la capacidad de transformarse en un lobo...o viceversa.

Gracias a esto el Lobo Feroz puede mantener una forma humana y puede moverse a sus anchas por el mundo mundano, desempeñando su papel de sheriff.


El cómic da una vuelta de tuerca a todos los cuentos clásicos, acercándolos más a las historias oscuras que muchos eran en origen. Así nos encontramos con que el Príncipe Encantador es un hombre terriblemente atractivo que exuda una suerte de "feromonas mágicas" que pueden seducir potencialmente a cualquier criatura y...al que le resulta imposible ser fiel. Jack de las judías mágicas es un pícaro siempre envuelto en todo tipo de estafas, que en general no suelen salir bien. Rapunzel es una preciosa joven condenada a no poder relacionarse durante más de 2 horas con ningún mundano, porque su pelo crece varios centímetros cada hora. El Espejo Mágico muestra a su usuario cualquier cosa que éste le pida, pero sólo si la pregunta se efectúa en verso. Pinocho es un niño real atrapado de por vida en un cuerpo prepúber, lo que le ocasiona muchos problemas en cuanto a entretenimiento adulto se refiere.

Y quiero dejar mi personaje favorito hasta ahora para el final. El llamado cariñosamente Papamoscas, anteriormente conocido como Príncipe Ambrose.


Nada más y nada menos que el príncipe que fue convertido en rana por una malvada bruja, y traído de vuelta a su forma humana por un beso de amor. Durante el exilio de las Tierras Natales se separó de su esposa y a sus hijos, y todos los días le pide al Espejo Mágico que los busque por él. De momento la búsqueda ha resultado infructuosa.

El mote de Papamoscas le viene porque aún mantiene el gusto por las moscas, su comida básica cuando vivió como rana. Esto de comer moscas en público le ocasiona pequeños arrestos que se le van acumulando, condenándolo a pagar su falta trabajando como conserje en el Bosque, edificio de apartamentos y sede del gobierno de Villa Fábula.

Es un pedazo de personaje y su historia es una maravilla que nadie debería perderse.

En España estos cómics se comercializan en tomos que recopilan unos cuantos números en su interior. La calidad de los tomos es excelente y el precio es normal. Para ordenador los podéis descargar en la página How to Arsenio.

Papa se despide de vosotros hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada