miércoles, 30 de mayo de 2012

¡Los Dioses han vuelto!

Este grupo merecería una completa y detallada entrada, y tenía en mente hacerla dentro de algún tiempo, pero teniendo en cuenta de lo que me he enterado hoy, no puedo resistirme.

¡Gigatrón han vuelto!


Pues eso, que han sacado un nuevo single, con increíble videoclip (en el que podías participar si querías y llegabas a tiempo, los extras que salen en el video son fans del grupo), y el 20 de octubre tocan en la Riviera, en Madrid, junto al Reno Renardo y Mamá Ladilla entre otros. Tengo que ir a ese concierto como sea. Como sea.

sábado, 19 de mayo de 2012

De metales, disolventes, y otras cosas

Hoy la cosa va de corrosión. Hay muchas cosas corrosivas en la Tierra. Tenemos los ácidos sulfúrico y nítrico, conocidos por ser parte de la famosa lluvia ácida. Tenemos el ácido clorhídrico, conocido por ser componente mayoritario del "agua fuerte", un fuerte producto de limpieza. Tenemos el ácido fluorhídrico, capaz de corroer el vidrio, y usado por tanto para preparar cristal esmerilado. También son corrosivas las lenguas de ciertas personas, pero eso se sale un poco del enfoque de la entrada.

La sustancia corrosiva de la que voy a hablar es el agua regia. Es una mezcla formada por ácido nítrico y clorhídrico concentrados en proporción 1 a 3 partes en volumen. Su nombre viene dado porque es capaz de disolver los metales reales o nobles, como por ejemplo el oro.


Se usa en ciertos procesos analíticos, para limpiar probetas (no sé de qué se tendrán que manchar para tener que usar esta barbaridad de caldo), y para trollear.

En trollear era un experto el Premio Nobel de química George Hevesy. Sueco y de origen húngaro, el tal George trabajaba en el Instituto Niels Bohr de Copenhague durante la Segunda Guerra Mundial, y cuando los nazis invadieron Dinamarca utilizó el agua regia para disolver las medallas de oro de los premios Nobel Max von Laue y James Franck para que no pudieran robarlas. La disolución obtenida la guardó en un estante de su laboratorio, y pudo recogerla después de la guerra, precipitar el oro para recuperarlo, y devolverlo al Instituto Nobel. Un tío grande.

Problem, nazis?

Sin embargo, como siempre en la naturaleza, hay excepciones. Una de ellas es el iridio, el metal más resistente a la corrosión y que resiste el agua regia. Es también el segundo elemento más denso, justo un pelín por detrás del osmio. Y me sirve para entroncar con el comentario de mi amiga Orko en esta entrada. Y además este metal tiene algunas peculiaridades que lo hacen bastante curioso.

Iridio posando para la cámara

Es uno de los elementos más raros de la corteza terrestre, y esto lo usan en la reciente película de Los Vengadores (que debéis de ver os gusten o no las historias de superhéroes), pero a mi gusto dándole un tono demasiado místico. Para no spoilear, digamos que en la peli sale una "cosa" que es "inestable", y necesitan iridio para "estabilizarla". Bien, pues una vez obtienen el iridio, lo tratan como si fuera algo único y sin igual. Cuando según Wikipedia, se extraen y se consumen anualmente unas 3 toneladas de este elemento, y haciendo cuentas te sale que una tonelada del material costaría aproximadamente unos 15 millones de dólares y medio. No es para comer tostadas untadas en iridio, pero ni de coña es tan raro ni aquí ni en el mundo de Marvel (donde recordemos sólo tienen Vibranium (metal ficticio que absorbe todas las vibraciones) suficiente para hacer 1 escudo, y en la peli del Capitán América se ve que lo tienen tirado debajo de una caja como si estuviera hecho de cartón-piedra) como para darle tanta parafernalia.

Por otra parte, se da el caso de que el iridio es mucho más abundante en los meteoritos que caen a la Tierra que en la propia corteza terrestre. Este dato fue clave para elaborar la hipótesis del meteorito que extinguió a los dinosaurios.

Resulta que al tomar muestras en las capas intermedias de estratos entre el Cretácico y Terciario se vio que había una concentración de iridio cientos de veces más alta que en el resto de la corteza terrestre. Y esto se daba a lo largo de toda la Tierra, en el mismo estrato. ¿Qué podía haber pasado?

Fijaos en la capa negruzca que hay a la altura del martillo

La Hipótesis Álvarez dice que el causante de la abundancia de iridio y la capa negruzca en ese estrato (que llamó límite K/T, K por Cretácico en alemán y T por Terciario) fue el impacto de un meteorito de gran tamaño. Según la abundancia de iridio estimaron el tamaño del meteorito, que parecía haber sido bastante grande, suficiente para provocar la extinción masiva que hubo por la época (un 50 % de todos los géneros existentes desapareció, entre ellos los dinosaurios). El problema era que un meteorito así de grande tenía que haber dejado un gran cráter. Y no había indicios de que existiera un cráter así de grande.

Lo que pasó fue que el cráter estaba medio sumergido, y de ahí que no se había encontrado cuando se formuló esta hipótesis. Gracias a unas prospecciones petrolíferas en la península de Yucatán, en México, se encontró el susodicho cráter, llamado de Chicxulub.

Esto parecía confirmar la hipótesis de Álvarez, y hoy es la más aceptada, aunque cada vez van saliendo nuevos datos que parecen decir que la cosa no está tan clara. Que las extinciones se produjeron un poco antes o un poco después del impacto, o incluso que pudiera haberse producido más de un impacto fuerte. De momento, es lo que se sabe, y se sigue investigando.

Me encanta empezar hablando de una cosa y terminar hablando de otra totalmente distinta.


lunes, 14 de mayo de 2012

El Rey Midas de la televisión. WTF?

Hoy la cosa va de series otra vez. Si sois aficionados a leer blogs de series en la red, sabréis que "El Rey Midas de la televisión" es el apodo que se le da a Jeffrey Jacob Abrams, J. J. Abrams para los amigos. Se supone que es porque todo lo que tocaba se convertía en oro, como el rey de la historia. Pero parece que el oro se está deteriorando.

De crear Alias, Lost y Fringe, que han sido éxitos en crítica y público (con sus altos y sus bajos, con el para mi gusto tramposo final de Lost, y con la baja audiencia que está teniendo en sus últimas temporadas Fringe), ha pasado a hacer cosas que no interesan a la gente.

Su serie Undercover, que iba de temas de espías y tal, duró 1 sola temporada, y su serie Alcatraz, que tenía una pinta increíble (y que creo que la cagaron en hacerla procedimental) ha sido cancelada al terminar también su primera temporada. Te podía gustar más o menos, pero el caso es que no te enganchaba como en su día lo hicieron Lost y Fringe. También ha participado en la película Super 8, que con un trailer genial que daba gana de enmarcarlo, mostraba una película que resultó ser mediocre.

Otro detalle que no me gusta de este hombre es su facilidad para incluir pseudociencias en los productos que crea. Tenemos por ejemplo las características espacio-temporales extrañas que se daban en la isla de Lost y que nos quedamos sin poder comprender (basadas en el mito de que con la mecánica cuántica "todo es posible"). También casi todos los episodios de Fringe, que aunque algunos tengan una base algo científica, se basan en energías que no se pueden medir y en vibraciones con poderes especiales más de lo que deberían (en sus últimos capítulos se están pasando con el tema de las vibraciones, pero bueno). Tengo que decir que al menos en Fringe estas pseudociencias "pegan", aunque sean chorradas científicamente hablando.

También se vio en Alcatraz, la última serie que le han cancelado, en la que se proclamaban a los cuatro vientos los poderes de la plata coloidal. La plata coloidal es una suspensión de partículas de plata que efectivamente tiene poder bactericida. De ahí a decir que hace todas las cosas que salen en el blog que ahí enlazo hay un gran trecho. Pues resulta que en Alcatraz la plata coloidal hace esto y más. Ahora viene un spoiler gordo de Alcatraz, pero como la han cancelado, ya qué más da.

En la serie se cuenta la historia de la prisión de Alcatraz, en la que en los años 60, sin venir a cuento, y sin dejar rastro, todos los presos y trabajadores de la prisión desaparecieron. En la actualidad, empiezan a volver de donde fuera que estuvieran, como si no hubiera pasado el tiempo para ellos. Aparte del caos, y de los destrozos y muertes que causan los regresados, los protas (mejor dicho, el jefe de los protas, el típico tonto que le oculta cosas a sus subordinados para que no puedan hacer bien su trabajo) se da cuenta de que algunos de estos "hijos pródigos" tienen plata coloidal en su sangre. Y, lejos de morirse por envenenamiento por metales pesados, los tíos vuelven convertidos en una suerte de superhéroes. Parecen ser inmunes a todo tipo de enfermedades. Sí, a todo tipo, exactamente lo mismo que afirman los magufos que venden la plata esta. Ya es lo máximo cuando a una de las protagonistas le pegan un tiro, dejándola en coma, y al médico de la empresa se le ocurre hacerle una transfusión de sangre de uno de los presos, afirmando que puede ser que eso la sane. Lo hacen, y efectivamente, la tía se despierta como nueva. Totalmente flipante.

Pero todo esto que estoy contando no da para una entrada. O al menos yo no tenía pensado escribir esto que estoy escribiendo. Hasta que he visto lo siguiente:




Un largo trailer de la nueva serie de Abrams. Supervivencia post-apocalíptica en un mundo en el que de golpe y porrazo han dejado de funcionar todas las fuentes de energía. WTF? Esa es la descripción que he encontrado por ahí, aunque viendo el trailer parece que lo que ha dejado de funcionar es la electricidad. ¿Pero cómo es esto posible? ¿A santo de qué un motor de coche va a dejar de funcionar así como así? ¿Es porque la energía química que usa el motor ya no funciona? ¿Por qué entonces los seres vivos no se han muerto? ¿Es (como ya he leído por ahí) un gran PEM (pulso electromagnético)? ¿En 15 años no han sido capaces de volver a fabricar nada que funcione con electricidad después del hipotético PEM? ¿Por qué coño cultivan cosas en los coches? ¿A santo de qué la electricidad vuelve a funcionar al acercar el colgante ese? ¿Emite el colgante un campo antipulso electromagnético que destroza las leyes de la física? ¿Sabe J. J. Abrams siquiera lo que es un PEM?

Todo esto y mucho más, en la siguiente serie de Paranoyas Abrams. Por vuestro bien os digo que no os encariñéis mucho con la tal Revolution, porque o no pasa de la primera temporada, o todo resulta ser un montón de mierda con patas en la que sólo importaba la evolución de los personajes.

PD. Por mucho que ahora despotrique, la veré en cuanto salga. Llamadme masoquista.